Premios 20Blogs

8.2.09

La Batalla De Los Sexos

Ayer tuvimos una de esas reuniones que hacen época y que se prolongó hasta bien entrada la madrugada.
Nos juntamos dos parejas para conversar de nuestras cosas, ponernos al corriente de lo sucedido en estos días en los que no hemos podido coincidir y echar una partida al Brain Training, para estimular las escasas neuronas que aún siguen en pie.
Antes habiamos estado disfrutando de una maravillosa cena, variada y abundante en comida que no pudimos acabar por miedo a estallar o a que nuestras pisadas a lo Godzilla resonaran en toda la ciudad.
Así que fuimos a la reunión y consiguiente partida bien cenados y entonados para pasar un rato divertido después de la semana estresante y después de una grata conversación decidimos que era el momento de estrenar el juego.

Como la pareja que iba a ser rival llevaba media tarde de ventaja en el juego puesto que lo habian estado probando y que yo tenía serias dificultades en la prueba en la que hay que guiar a un tren por las vías correctamente (mi carrera en el Ministerio de Fomento está casi asegurada) decidimos mezclarnos, es decir, uno que sabe con otro que no y que así estuviera más compensado el asunto.
Nada mejor para compensar que hacer una batalla de sexos. Ellos por una parte, ellas por la otra. Fue apoteósico.
No había visto un pique igual en mucho tiempo. Ellas amenazaban con no abandonar la partida hasta horas intempestivas ; nosotros accedíamos siempre que después hubiera cierta recompensa.
En honor a la verdad hay que decir que ellas empezaron fuerte y se consiguieron poner con cierta ventaja hasta que nosotros, los hombres, entramos en calor y empezamos a adivinar qué animales se escondian tras la foto, cuántas canicas rojas y azules entraban en el cesto y, a pesar de que yo jugaba alguna vez, encarrilar trenes.

La victoria de los hombres fue clara y rotunda por un margen, según ellas "mínimo", de tres partidas de distancia. Todo ello teniendo en cuenta que tuvimos que remontar un resultado desfavorable de 4-0 a favor de las chicas, lo cual le da tintes épicos a la grandiosa victoria.

Fue una gran noche adictiva que esperamos repetir pronto puesto que ellas han jurado venganza y nosotros nos hemos reido ampliamente.
En el fondo y cuando los ánimos de la contienda se han enfriado, nos sentimos un poco mal por haberlas ganado.

Son tan monas...

1 comentario:

Sandra dijo...

jajajajja... pero qué ingenuos q sois los hombres.... las mujeres demostraron ampliamente su ventaja, para luego dejaros remontar, y que no sufrerais semejante golpe en vuestro ego masculino, el cual no es capaz de asumir una derrota ante el sexo opuesto, y conllevaría serias secuelas posteriores... por lo tanto, la mejor medicina para no tener q sufrir vuestra agonia en los dias que siguieron, era dejaros ganar. Al fin y al cabo, el ego de una mujer es mucho más sencillo, una vez visto q podían con vosotros, ya se conformaban.... estaba todo demostrado.......