Premios 20Blogs

22.4.08

Pesadilla En Salmón Street

Hoy voy a escribir de miedo.
No, no es que vaya a escribir el mejor post que he publicado, no. Posiblemente ya lo haya escrito o, lo que es más probable, quizá ese mejor post nunca llegue.

Me refiero a que hoy voy a escribir sobre nuestros miedos, temores, manias infundadas o con fundamento, cosas que nos dan asco o que simplemente no soportamos.
Quizá tendría que haber sometido a referendum el tema con un post corto en "El Espejo Interior" (recuerden : http://miespejointerior.blogspot.com) pero también tengo que contentar a esos fieles que se pasan por aquí diariamente haya o no haya parrafada/desvarío. Mil gracias a todos/as.

Los miedos, como las meigas, haberlais hailas. Todos tenemos miedos y manías distintas y algunas darían para varios libros y varios días de carca-joda, pero no tenemos tanto tiempo. El primero que se rie de uno mismo soy yo, asi que empezaré por mis miedos.

Yo tengo miedo a muchas cosas. Todo el que me conoce bien sabe que tengo autentico pavor a dormir solo en los hoteles. A los hoteles en si, tambien. Pero lo de dormir solo, me supera. Esto históricamente es considerado una vil estratagema para dormir acompañado pero no es cierto. Son burdas leyendas urbanas. Ha habido noches en hoteles que me he tenido que bajar a recepción porque la sensación de acojone era insostenible.
Suele darme miedo también montar en bus. Lo veo un elemento de transporte ingobernable. Suelo pensar que el conductor no va a poder con tal mole de caballos de vapor (pregunta : por qué habrá caballos de vapor? serán los más ligeritos?) y nos vamos a estrellar calle abajo. Aparte de los olores, aprietamientos y arrimamientos cebolletariles que se producen en los buses urbanos, mi temor es a perder la vida y que mis restos queden desparramados.
Otras ascentrales fobias en mi son el miedo a las pelusas, que además me causan alergia y a los paraguas. Desde que tengo uso de razón oigo hablar a las cuentacuentos de mi familia (es decir, mi madre y mi abuela) que yo no soportaba tener un paraguas cerca o que una pelusa se acercara.
Lo del paraguas se mantiene pero más que por miedo es por vagancia. No me gusta soportar el paraguas, prefiero mojarme. No me da miedo pero me parece un elemento siniestro.
Aparte de estas pequeñas cosas, no tengo manias especiales ni ascos dignos de confesión, aunque ustedes los más cercanos seguro que me conocen alguna más...

En mi familia también hay variedad de manías y ascos : mi padre no soporta las agujas. Si ve una, tiembla. Y si él es el destinatario de el punzón, cae redondo.
Mi madre tiene especial fobia arañas, insectos y objetos volantes no identificados (polillas, moscones, moscardones,...). Si la oyen gritar, aparte de por alguna cosa que hayamos hecho sus amados vástagos, es porque un insecto ha entrado en su habitat.
Mi hermana no soporta tampoco los bichos, ni la verdura. Cualquier cosa verde que entre en su campo de accion se convierte en enemigo y elemento de eterno odio. Tampoco soporta ver heridas, sangre o cualquier otro fluido humano. Se le encoge todo el cuerpo a la pobre
A mi hermano es al que menos manías conozco o miedos muestra, pero alguno ha de tener.

Y lo de mis amigos es para quitarse el sombrero. Conozco desde los que odian cualquier animal que repte y ni mencionarselo o verlo en videos, fotos y otros elementos multimedia bajo pena de muerte.
Conozco gente que odia a las cucarachas y curiosamente tenía una amiga que tenia un placer concreto : aplastar a las cucarachas con los pies descalzos. Lógicamente, a todos nos daba miedo esa amiga.
Conozco quien no puede soportar la mirada de las muñecas de porcelana ni tenerlas en la habitación por miedo a que cobren vida y hagan algo, e incluso he visto a amigas deshacerse de peluches por miedo a las siluetas de éstos en la habitación oscura.

Sé de médicos que no podían ver la sangre que al final son excelentes profesionales y de barrenderos con alergia al polvo pero que no les quedó otra.
Gente que no soporta hablar de la edad, trauma innombrable cuando se adentra uno en la tercera década de vida, amigos que les salen verdaderos sarpullidos al hablar de matrimonio o hijos y gente con las fobias más variopintas como el miedo a los columpios, balones o individuos que van cantando por cualquier estancia oscura, incluso garajes.

El miedo es libre y cada uno tenemos los nuestros, aunque unos son más fáciles de vencer que otros.

Y ustedes? Cuáles son sus mayores miedos o manías confesables?
Participen! Que para eso les mantengo entretenidos, carallo!

--------------------------------------------------------------------
Miedo de volver a los infiernos, miedo a que me tengas miedo,
a tenerte que olvidar.
Miedo de quererte sin quererlo, de encontrarte de repente,
de no verte nunca más...
--------------------------------------------------------------------

5 comentarios:

Simplemente beluz!*... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Me daria miedo quedar encerrado con beluz, esta mina esta pirada!!!

Simplemente beluz!*... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
argentina dijo...

ah xq vos estás resanito.... q forro sos anónimo!!!!!

AlmaenTregua dijo...

Mi miedo son los sapos.. una fobia INSUPERABLE, es horrible !
Nose si me pasa esto por algun acontecimiento en mi vida relacionado a ese pequeño y asqueroso ser vivo, pero la Fobia y el miedo que me causa es terrible..
como un animal tan pequeño e indefenso puede llenarme de miedo y hacerme temblar como nunca?.. es Icreiblee..

Un saludo !